¿Quien no ha jugado Capirucho alguna vez? No sabe cuanto ha perdido con la experiencia, casi sexual del capirucho. Un agujero, un palo con punta, un entra y sale permanente, bueno, hasta que se acaba. Eso es el capirucho, un juego entre cheros, entre panas, entre hermanos, entre amigos.

¿De donde viene este bonito instrumento y juego? Quien sabe. Hasta podría ser chino o japonés, griego o italiano, filipino o francés, azteca o inca.

El Capirucho será mi refugio de ahora en adelante. Una pena con el otro blog, me dá "ñañara", pero ni modo. Así es a veces la vida. El hecho es que, debido a graves problemas con mi blog "juliomartinez.lacoctelera.com", e inbuído en la gana de seguir en la escribidera, debo mudar todas mis pertenencias de allá para acá, una cosa que aun no puedo hacer quien sabe por qué, por desidia mía no es, y tampoco quiero decir que los de la coctelera no me han dado una mano, aunque la verdad es que no.